Tienda on-line maquinas de coser

Traductor

miércoles, 6 de abril de 2011

LA MÁQUINA REMALLADORA

LA MÁQUINA REMALLADORA

Se conocen como máquinas remalladoras o máquinas owerlok a las máquinas de coser industriales que realizan puntadas del grupo 500 o puntadas de borde, también se les conoce, comunmente como máquinas de sobrehilar.
El tipo de puntada que efectuán estas máquinas es el utilizado para sobrehilado y para unión de piezas de prenda, dando como resultado unas costuras muy elásticas que impiden el deshilachado de los bordes del tejido.

A continuación vamos a enumerar los elementos mas característicos de la remalladora:

EL PORTACONOS:
Situado en la parte posterior del tablero, aloja los conos de hilo para la formación de la puntada. A diferencia de la máquinas de pespunte recto, las owelok no precisan de canillas para la alimentación de los hilos inferiores, sino que se alimenta directamente de los conos de hilo del portaconos. Esta característica hace que el enhebrado de la máquina se tenga que realizar con la mayor atención, debido al elevado número de organos y guia-hilos que conducen los hilos.

TENSORES:
La regulación de los hilos es controlada por un tensor para cada uno de ellos, con la particularidad que los tensores de los hilos que alimentan a las áncoras presentan unos muelles mas débiles que los tensores que alimentan a las agujas. Se debe prestar atención a no intercambiar los muelles para evitar deficiencias en la puntada.

TIRAHILOS:
Se presentan dos tipos de tira-hilos, el de las agujas y el del áncora de la puntada de seguridad.
A diferencia de las máquinas de pespunte recto, el tira-hilos de las agujas para las owelok es rígido y su ubicación se encuetra en la misma barra de agujas. El tira-hilos del áncora de la puntada de seguridad es un tira-hilos de leva, situado en el costado izquierdo del cabezal.

AGUAS:
Dependiendo del número de hilos que intervienen en la puntada pueden presentarse una o dos agujas.

PLACA DE AGUJAS:
En la formación de la puntada, la placa de agujas presta una misión particular que consiste en la ubicación de la cadeneta del sobreilado en una uñeta, de ancho variable, que alimenta la costura posteriormente al tejido.
Para evitar deficiencias en la formación de la puntada, la placa de agujas no deberá presentar picados de aguja y, especialmente, la uñeta debe estar libre de ralladuras o rebabas.

DIENTES DE ARRASTRE:
Las máquinas remalladoras disponen de un arrastre diferencial, que es el más apropiado para eliminar las posibles dirferencias de tensión que se puedan dar en el tejido. De esta forma, se pueden paliar los defectos debidos al estiramiento o fruncido de las capas del tejido.

ÁNCORAS:
La máquina remalladora puede presentar hasta tres áncoras diferentes para la formación de la puntada.
Generalmente, son enhebradas por medio de unos orificios y guía-hilos alojados en el propio áncora, aunque existe un tipo denominado áncora ciega que no van enhebradas, realizando la puntada mediante un sistema de gancho o pinza fija que arrastra el hilo hasta su posición correcta en la formación de la puntada.

CUCHILLAS:
Este dispositivo corta los hilos sobrantes del tejido al mismo tiempo que se efectúa la costura.
Dependiendo del ancho de cadeneta de sobrehilado elegido, las cuchillas pueden variar lateralmente su posición.
El estado de las cuchillas debe ser perfecto para evitar desgarros en el corte a realizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada